La magia de Lydia Cabrera

«Un gran libro cubano»

La colección Cuentos negros de Cuba, de Lydia Cabrera fue publicada por primera vez en traducción en la editorial Gallimard de París, en 1936. Alejo Carpentier celebró esta edición diciendo que se trataba de «un gran libro cubano», el cual podía «colocarse en las bibliotecas al lado de Kipling y Lord Dunsany, cerca del Viaje de Nills Holgerson, de Selma Lagerlof». Con su «acento nuevo», añadió, y su «deslumbrante originalidad», la autora acometía la tarea de situar «la mitología antillana en la categoría de los valores universales».

Simbolismo y mitología

Esta colección de cuentos es notable por su meticulosa recopilación y presentación de historias folclóricas y leyendas transmitidas oralmente dentro de las comunidades afrocubanas. Cabrera logra no solo preservar estos relatos, sino también capturar la esencia de las tradiciones orales, incluyendo su ritmo, tono y las peculiaridades lingüísticas propias de estos relatos.
Los cuentos incluidos en esta obra son ricos en simbolismo y mitología, ofreciendo una ventana a las creencias y prácticas religiosas de los descendientes africanos en Cuba, especialmente aquellas relacionadas con la religión yoruba y otras prácticas espirituales afrocubanas. A través de sus historias, Cabrera ilustra la complejidad de la identidad cultural cubana, mostrando cómo las tradiciones africanas se han entrelazado con la cultura cubana más amplia.

La historia de Cuba


En el contexto sociohistórico, estos cuentos también son significativos. Reflejan la historia de la diáspora africana y la resistencia cultural de los africanos esclavizados y sus descendientes en Cuba.
En una época donde estas tradiciones orales estaban en peligro de ser perdidas, la labor de Cabrera fue crucial para su preservación.
Además, Cuentos negros de Cuba es importante por su contribución a la literatura antropológica y etnográfica. Cabrera no solo se dedicó a la escritura de ficción, sino que también realizó un trabajo académico serio, entrevistando y grabando relatos de la población afrocubana. Su obra es un testimonio de la rica herencia cultural de Cuba y una fuente invaluable para estudiosos de la cultura y la historia afrocubanas.

Una mezcla entre lo real y lo mágico

Desde una perspectiva literaria, Cuentos negros de Cuba se puede considerar tanto un trabajo etnográfico como una obra de arte literaria. Cabrera no sólo está documentando historias; está tejiendo una narrativa que trasciende el mero folclore para convertirse en literatura. La forma en que entrelaza lo real y lo mágico es reminiscente del realismo mágico, un estilo que más tarde sería popularizado por autores latinoamericanos como Gabriel García Márquez.
A nivel temático, estos cuentos ofrecen una ventana a la cosmovisión afrocubana, con sus sistemas de creencias, valores y percepciones del mundo. A través de personajes como orishas (deidades de la religión yoruba), animales parlantes y figuras míticas, Cabrera explora temas de moralidad, destino, y la interacción entre lo natural y lo sobrenatural.

En Cuentos negros de Cuba, Lydia Cabrera combina la antropología, la literatura y la historia para brindar una visión profunda de una parte vital, aunque a menudo marginada, de la cultura cubana. Su importancia trasciende el ámbito literario, posicionándose como un documento esencial para comprender la complejidad y riqueza de las tradiciones afrocubanas.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *